God Said Man Said

¿La vida después de la muerte? ¿El cielo? ¡Sí y Sí!

¿Qué tan lejos es de aquí a la eternidad? ¿Qué tan lejos es desde este momento que estamos compartiendo al otro lado? Cuando llegue el momento, cuando no tengas más camino que caminar, ¿cuánto tiempo se tomará para pasar a la eternidad?
Opciones de audio: MP3

¿La vida después de la muerte? ¿El cielo? ¡Sí y Sí!

Artículo#: 1937

El hombre mundano nunca lo hace bien. ¡No se puede hacer! Están boca abajo, pero ellos mismos se ven como si estuvieran boca arriba. Están ciegos pero dicen que pueden ver. Están sordos pero afirman que pueden oír. No pueden, tener éxito y no lo tendrán jamás. Como el profeta Isaías escribió acerca del Israel descarriado en Isaías 59:10:

Palpamos la pared como ciegos, y andamos a tientas como sin ojos; tropezamos a mediodía como de noche; estamos en lugares oscuros como muertos.

Los no redimidos no pueden alcanzar el santo entendimiento porque están muertos; muertos espiritualmente, así como todos los hijos de Dios lo estaban antes de la salvación. Efesios 2:1:

Él os dio vida a vosotros, que estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

La ÚNICA manera de alcanzar la revelación de la maravillosa excelencia, la ÚNICA manera de ir de boca abajo a boca arriba, la ÚNICA manera de pasar de estar ciego a poder ver, de estar sordo a poder oír, es NACER DE NUEVO, nacer por segunda vez muy literalmente, esta vez del Espíritu de Dios, tal como dijo Jesús. Juan 3:3:

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo: El que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios.

Los no salvos están en una gran desventaja cuando están en una conversación seria con los NACIDOS DE NUEVO. Nosotros los podemos ver, pero ellos no nos pueden ver. Entendemos completamente sus pensamientos vacíos porque una vez pensamos lo mismo, pero el mundo carnal nunca puede alcanzar los pensamientos nuevos y eternos de los redimidos. A no ser que…

Querido visitante, ¿todavía no has nacido de nuevo? Estás en una posición muy mala y peligrosa, pero hoy, todo cambiará para ti, si me sigues en un simple mensaje. Hoy, todo tu pecado y vergüenza serán lavados por la sangre limpiadora de Cristo. Hoy, todas las ataduras de Satanás en tu vida serán destruidas, sin importar cuán formidables puedan parecer. Hoy, por primera vez, te pararás boca ARRIBA, con ojos para ver y oídos para oír. Hoy nacerás por segunda vez — ¡NACERÁS OTRA VEZ! Hoy, tu alma eterna está literalmente en tu propia mano. Aquí está el simple mensaje que prometí. Sígueme ahora: haz clic en Más allá con Jesús para obtener instrucciones sencillas y la entrada inmediata en el Reino de Dios. AHORA EL TEMA DE HOY.

DIOS DIJO, Lucas 16:23-24:

23 Y en el infierno alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham de lejos, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque soy atormentado en esta llama.

DIOS DIJO, Juan 11:25-26:

25 Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

DIOS DIJO, Juan 3:16:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

EL HOMBRE DIJO: ¡Tengo todas las respuestas que necesito en mi bolsillo! Lo busqué en Google: las grandes universidades del mundo me dicen que evolucioné a partir de un limo primordial que fue el resultado de una explosión de la nada. Soy un animal y no tengo ningún otro propósito eterno más que satisfacer mis propios deseos. Cuando me muero, no voy a ninguna parte. No Biblia. No juicio. No Cielo. No, infierno. Eso es todo. Satisfactorio para la mente pensante, ¿no crees?

Ahora EL REGISTRO: Bienvenido a GodSaidManSaid función 1103 que una vez más contenderá por la fe de Jesucristo. Cada una de estas poderosas funciones se archiva aquí en texto y audio para tu edificación y para que los pescadores de Dios las utilicen como cebo de pesca. Todos los jueves por la noche, si Dios quiere, crecen en uno.

Gracias por tu visita hoy. Que los ángeles del Señor acampen alrededor de ti y de todo aquello en lo que has puesto tu mano.

¿Qué tan lejos es de aquí a la eternidad? ¿Qué tan lejos es desde este momento que estamos compartiendo al otro lado? Cuando llegue el momento, cuando no tengas más camino que caminar, ¿cuánto tiempo se tomará para pasar a la eternidad? Jesús le dijo al ladrón en la cruz en este intercambio en Lucas 23:42-43:

42 Y dijo a Jesús: Señor, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.

43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso.

2 Corintios 5:6-8 dice:

6 Por tanto vivimos confiados siempre, sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, ausentes estamos del Señor

7 (porque por fe andamos, no por vista):

8 Estamos confiados, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes con el Señor.

¿Hay vida después de la muerte? ¿Existe una vida gloriosa y eterna como se describe en la Palabra de Dios para aquellos que creen en Jesús el Cristo y lo confiesan con la boca? ¿Existe una muerte consciente y eterna en el lago de fuego — no el olvido, sino un castigo consciente y eterno para aquellos que rechazan la Cruz de Cristo y mueren en la incredulidad? La última fuente de prueba dice que sí.

En los últimos cien años más o menos, las “grandes mentes” mundanas han rechazado el registro bíblico de la vida después de la muerte y el Juicio del Gran Trono Blanco a favor de la teoría de la evolución del diablo, que ofrece la idea de que hubo este “big bang” y, de la nada, ¡aquí estamos! Sin embargo, cuando la ciencia y no la teoría investiga el tema de la conciencia después de que un individuo ha sido certificado muerto, bueno, llegan a una posición opuesta.

¡Algo está pasando después del sepulcro y, vaya, necesito saber cómo navegar en estas aguas! El mapa y la compás es la Palabra de Dios que lo creó todo. Esta función volverá a abordar el tema de la vida después de la muerte. A continuación, se incluyen extractos de funciones anteriores de GodSaidManSaid antes de llegar al Dr. Eben Alexander, campeón desde hace mucho tiempo, quien vuelve a ser noticia a través de su carta de marzo/abril de 2022 al editor de la revista Discover.

🥊 GodSaidManSaid, " “The Seven Greatest Mysteries for a Man to Know (Part 7: The Mystery of Life After Death): (Los siete misterios más grandes que un hombre debe saber (Parte 7: El misterio de la vida después de la muerte)):"

La Biblia declara clara y redundantemente una vida real y consciente o una muerte real y en vida después de la muerte. La Biblia declara clara y redundantemente la conciencia aparte del cerebro físico y demuestra un diálogo entre el alma y el cerebro. La Biblia declara clara y redundantemente un evento por venir donde los hijos de Dios, muertos y vivos serán arrebatados sobrenaturalmente para encontrarse con Jesucristo en las nubes... un evento conocido como el gran arrebatamiento de la iglesia, o el Rapto.

La vida después de la muerte se aborda claramente en la Palabra de Dios. La esperanza bienaventurada en sí misma es vida eterna en Cristo Jesús ¡y qué gloriosa promesa que diezma la muerte! Para los redimidos, las expectativas están fuera de este mundo ¡literalmente! Los escépticos, incluidos los ateos, evolucionistas, académicos e incluso algunos teólogos, se han burlado, pero ya no tanto. Su risa está dando paso a la mirada de venado en los faros, encalidados. Del cuatro al cinco por ciento de los ciudadanos del mundo han tenido una experiencia cercana a la muerte (ECM). Los escépticos de la posición bíblica de la vida después de la muerte se encuentran en un verdadero problema.

Jesús dejó perplejos a los judíos saduceos, que no creían en la vida después de la muerte, con esta conversación registrada en Mateo 22:31-33:

31 Pero en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando dijo:

32 Yo soy el Dios de Abraham, y el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.

33 Y oyéndolo la multitud, se maravillaban de su doctrina.

Dios es el Dios de los vivos. Todos Sus hijos viven para Él y ninguno de ellos falta.

Cuando Abraham murió, fue sepultado en la cueva de Macpela, que descansa hoy en la ciudad israelí de Hebrón. Dentro de esa tumba, encontrarás los restos de Abraham y Sara, junto con algunos de los patriarcas, pero Jesús habla de Abraham funcionando al servicio de Dios. Escucha mientras Él relata este evento que involucra a Abraham, que tomó lugar 2000 años después de su muerte. Lucas 16:20-31:

20 Había también un mendigo llamado Lázaro, el cual estaba echado a la puerta de él, lleno de llagas,

21 y deseaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

22 Y aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Y murió también el rico, y fue sepultado.

23 Y en el infierno alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham de lejos, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque soy atormentado en esta llama.

25 Y Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; mas ahora éste es consolado, y tú atormentado.

26 Y además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan, ni de allá pasar acá.

27 Entonces él dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre,

28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, para que no vengan ellos también a este lugar de tormento.

29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen, que los oigan.

30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; mas si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.

31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levante de los muertos.

Ten en cuenta que esto no es una parábola, como algunos han sugerido, porque una parábola no usa nombres propios. En este relato, encontramos plena conciencia después de la muerte... después de que el cerebro físico está legalmente muerto y en descomposición en la tumba. Encontramos plena conciencia de sí mismo, sólidas habilidades de razonamiento y sensaciones de dolor para el hombre rico condenado por eternidad. Toma nota nuevamente del versículo 24:

Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque soy atormentado en esta llama.

La lengua del hombre rico está en la tumba del hombre rico, pero en el infierno todavía tiene lengua.

Los siguientes extractos son de la función de GodSaidManSaid, "Undeniable Proof—Every Jot & Every Tittle (XX) (Prueba innegable: cada jota y cada tilde (XX)):"

¿Hay vida después de la muerte? ¿Funciona la mente después de que se declara a un individuo con “muerte cerebral”? La Biblia ciertamente piensa que sí. Lucas 16:22-24 habla de tres hombres que habían muerto. Sus cuerpos completos cerebros, ojos, lenguas y todo —estaban en descomposición en la tumba, pero existían plenamente en el reino del espíritu con cuerpos, mentes y recuerdos, ojos, lenguas y más. ¿Sabes ahora la ciencia neurológica que la mente existe fuera del cerebro?

Dick Teresi ha sido editor de Science Digest, Longevity, VQ y Omni, y ha escrito para el New York Times, The Wall Street Journal y el Atlantic, así como para otras publicaciones. Encontrarás los siguientes extractos en su libro The Undead- El Muerto Viviente:

El estudio de Van Lommel [sobre experiencias cercanas a la muerte] se publicó en la revista médica británica Lancet, una publicación no conocida por su sesgo paranormal. Pero basado en su investigación, Van Lommel ha llegado a la conclusión de que el cerebro no produce conciencia ni almacena recuerdos. Piensa en un aparato de televisión: cuando está quebrado o dañado, es posible que los programas ya no lleguen a través de él, pero la fuente no está dentro del aparato. De la misma manera, la conciencia puede no ser un producto del cerebro.

Teresi continúa discutiendo los argumentos de los escépticos:

“Ninguna de estas explicaciones reduccionistas es convincente,” aunque algunas son plausibles,” me dijo Greyson. "No tengo mucho uso para las personas que solo arrojan teorías."

Van Lommel señala: “Hasta ahora, la ''muerte'' simplemente significaba el fin de la conciencia, de la identidad, de la vida... En el pasado, estas experiencias se atribuían a razones fisiológicas, psicológicas, farmacológicas o religiosas. Así a la escasez de oxígeno, la suelta de endorfinas, los bloqueos de los receptores, el miedo a la muerte, las alucinaciones, las expectativas religiosas, o una combinación de todos estos factores. Pero nuestra investigación indica que ninguno de estos factores determina si alguien tiene o no tiene una experiencia cercana a la muerte.”

Teresi cita al Dr. Sam Parnia, miembro de medicina pulmonar y de cuidados intensivos en el Centro Médico Weill Cornell:

“Subsiguientemente,” agrega, “hay un período de tiempo, que dura desde unos pocos segundos hasta una hora o más, en el que los esfuerzos médicos de emergencia pueden tener éxito en reiniciar el corazón y revertir el proceso de muerte. La gran pregunta es: ¿puede continuar la conciencia humana cuando hemos llegado al punto de la muerte y todos los estudios han demostrado que el cerebro deja de funcionar? No podemos explicar cómo las personas tienen conciencia cuando el cerebro está muerto.” [Fin de las citas]

¿Continúa la mente/alma después de que se declara a la persona con muerte cerebral? Hemos extraído una muestra muy breve del libro de 348 páginas de John Burke Imagine Heaven para tu consideración:

Con el advenimiento de la medicina moderna y técnicas superiores de reanimación, la prevalencia de personas que regresan de la muerte clínica se ha disparado. En 1982, “una encuesta de Gallup informó que 8 millones de personas habían tenido episodios cercanos a la muerte,” según el New York Times. En los últimos cuarenta años desde que Moody acuñó el término, los estudios en los Estados Unidos y Alemania sugieren que aproximadamente el 4.2 por ciento de la población ha informado de una experiencia cercana a la muerte (ECM). ¡Eso es una de cada veinticinco personas, o casi 13 millones de estadounidenses! El número a nivel mundial superaría los 300 millones.

Numerosos casos informados en los que alguien aparentemente está inconsciente en una cama de hospital e informó haber visto cosas que no podrían haber visto desde esa cama llevaron a muchos médicos y profesores a tomar estas historias en serio. Kimberly Clark Sharp, una destacada investigadora de ECM en Seattle, Washington, informó un estudio de caso en el que una mujer llamada María fue trasladada de urgencia al hospital con un ataque cardíaco grave. Después de una reanimación exitosa, María le contó a Sharp sobre su experiencia cercana a la muerte, incluidas observaciones extracorpóreas detalladas de su reanimación. Luego fue un paso más allá. Dijo que viajó fuera del hospital, donde observó un zapato de tenis en el alféizar de la ventana del tercer piso del hospital. María proporcionó información detallada sobre el zapato. Era un zapato de hombre, dijo, zurdo, azul oscuro, con una marca de desgaste en el dedo meñique y un cordón metido debajo del talón. Sharp fue de ventana a ventana en el tercer piso del hospital mirando los alféizares. Finalmente, encontró el zapato, exactamente como lo había descrito María. El Dr. Long señala: “Este relato se establece como una evidencia notable a pesar de los esfuerzos de algunos escépticos por sembrar dudas.”

The Lancet, una de las revistas médicas más prestigiosas, publicó otro relato de un paciente que tuvo un paro cardíaco y no respiraba. El Dr. Long relata una parte de esto aquí:

En el momento en que le colocaron un tubo en la vía aérea para ventilar [al paciente], se notó que tenía dentadura postiza superior. Sacaron las dentaduras postizas y se colocaron en un cajón de un carro de emergencia mientras el paciente estaba profundamente comatoso. Más de una semana después, el paciente informó haber tenido una [experiencia fuera del cuerpo] y describió con precisión la habitación en la que fue resucitado y las personas presentes. Sorprendentemente, declaró que su dentadura postiza perdida se podía encontrar en el cajón del carro de emergencia. Ten en cuenta que el paciente informó haber visto a la enfermera y a los presentes durante su reanimación, lo que no ocurre a menos que alguien esté lúcido y fuera del cuerpo.

J.M. Holden, profesor de psicología, estudió a noventa y tres pacientes con ECM que afirmaban hacer observaciones verificables mientras estaban fuera de sus cuerpos físicos. “De estas percepciones extracorporales, el 92 por ciento eran completamente precisas, el 6 por ciento contenía algún error y solo el 1 por ciento era completamente erróneo.” [Fin de las citas]

Los siguientes párrafos son de la función GodSaidManSaid, “Out-of-Body and Near-Death Experiences and the Skeptics: (Experiencias fuera del cuerpo y cercanas a la muerte y los escépticos)":

Muchas personas que se han declarado muertas y han vuelto a la vida relatan hechos, imágenes y conversaciones que no podrían haber conocido, incluso fuera del propio entorno hospitalario. Estos individuos funcionan con un alto grado de conciencia, cuando tienen muerte cerebral médica.

Una extracorpórea o ECM en particular que tiene preocupados a los críticos de Dios es la del Dr. Eben Alexander. Uno de los suyos, uno con amplias credenciales médicas, está fuera de la reserva y habla mucho al respecto. El Dr. Alexander, en 2012, publicó un libro que se convirtió en un éxito de ventas número uno del New York Times titulado La prueba del cielo: el viaje de un neurocirujano a la vida después de la muerte. Cuando revisas las credenciales del médico, puedes comprender la preocupación de los detractores de Dios. El Dr. Alexander escribe:

Soy neurocirujano.

Me gradué de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill en 1976 con una especialización en química y obtuve mi doctorado en medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke en 1980. Durante mis once años en la facultad de medicina y la residencia en Duke, así como en el Hospital General de Massachusetts y Harvard, me concentré en la neuroendocrinología, el estudio de las interacciones entre el sistema nervioso y el sistema endocrino la serie de glándulas que liberan las hormonas que dirigen la mayoría de las actividades de tu cuerpo. También pasé dos de esos once años investigando cómo los vasos sanguíneos en un área del cerebro reaccionan patológicamente cuando sangra por un aneurisma, un síndrome conocido como vasoespasmo cerebral.

Después de completar una beca en neurocirugía cerebrovascular en Newcastle-Upon-Tyne en el Reino Unido, pasé quince años en la facultad de la Escuela de Medicina de Harvard como profesor asociado de cirugía, con especialización en neurocirugía. Durante esos años, operé a innumerables pacientes, muchos de ellos con enfermedades cerebrales graves y potencialmente mortales.

La mayor parte de mi trabajo de investigación involucró el desarrollo de procedimientos técnicos avanzados como la radiocirugía estereotáctica, una técnica que permite a los cirujanos guiar con precisión haces de radiación hacia objetivos específicos en lo profundo del cerebro sin afectar áreas adyacentes. También ayudé a desarrollar procedimientos neuroquirúrgicos guiados por imágenes de resonancia magnética que son fundamentales para reparar afecciones cerebrales difíciles de tratar, como tumores y trastornos vasculares. Durante esos años, también fui autor o coautor de más de 150 capítulos y artículos para revistas médicas revisadas por colegas y presenté mis hallazgos en más de doscientas conferencias médicas en todo el mundo. [Fin de la cita]

"¿Vida después de la muerte? ¿El Dios de la Biblia? ¿Día del juicio? Si lo hay, tendremos que pagar las consecuencias,” gritaron los escépticos. Los darwinianos necesitaban una explicación naturalista para despachar estas ideas.

Al igual que con muchos, si no todos, la experiencia cercana a la muerte del Dr. Alexander cambió su vida por completo, de un escéptico a un creyente muy vocal pero no comenzó de esa manera. De sí mismo, el médico escribe:

Sencillamente, nunca me había abierto a la idea de que pudiera haber algo genuino en la idea de que algo de nosotros sobrevive a la muerte del cuerpo. Yo era el médico bondadoso, aunque escéptico, por excelencia. Y como tal, puedo decirles que la mayoría de los escépticos no son realmente escépticos en absoluto. Para ser verdaderamente escéptico, uno debe examinar algo y tomarlo en serio. Y yo, como muchos médicos, nunca me había tomado el tiempo de explorar las ECM. Simplemente “sabía” que eran imposibles. [Fin de la cita]

Michael Shermer, editor de la revista Skeptic y escritor de Scientific American, comenta sobre la experiencia del Dr. Alexander en la edición de abril de 2013 bajo el título "Prueba de alucinación," con el subtítulo "¿Se fue un neurocirujano al cielo?" Según Shermer, se planteó lo siguiente al Dr. Alexander:

Le pregunté cómo, si su cerebro realmente no funcionaba, podría tener algún recuerdo de estas experiencias, dado que los recuerdos son producto de la actividad neuronal. Respondió que cree que la mente puede existir separado del cerebro. ¿Cómo, dónde, pregunté? [Fin de la cita]

Las decenas de miles de ECM en todo el mundo dan testimonio del otro lado que nos espera a todos. La Palabra de Dios enseña claramente un conocimiento que trasciende y opera fuera de la red neurológica del cuerpo, y ese conocimiento que trasciende, lo conocemos como el alma. Es el alma del hombre que Cristo vino a salvar (I Pedro 1:9).

Un alma puede bendecir, un alma puede experimentar deseo, amor, amargura, odio, vejación y más, y cuando uno muere, el alma deja el cuerpo. Génesis 35:18 refiriéndose a la muerte dice “…Y aconteció que al salírsele el alma …”

El alma tiene conocimiento que funciona fuera del cerebro del cuerpo. En la Biblia se han publicado muchos ejemplos de esta realidad. El ejemplo mencionado anteriormente, en Lucas, capítulo 16, define esto bien. En este capítulo, el hombre rico muere y su cuerpo y su cerebro son enterrados en la tumba, pero en el Infierno tiene ojos para ver y el conocimiento para traducir lo que ven sus ojos. El rico tiene lengua y experimenta sed y se queja de estar atormentado en las llamas del Infierno. Conoce a Abraham y se dirige a él por su nombre. Abraham estuvo muerto a este mundo por aproximadamente 2,000 años cuando Jesucristo cuenta este relato. El cuerpo y el cerebro de Abraham fueron enterrados en la cueva de Macpela, pero él sabe de la situación del hombre rico y tiene una conversación con él.

El alma tiene pleno conocimiento fuera de la red neurológica del cuerpo y cuando el cuerpo muere, el alma sigue a su destino eterno. Tú y yo elegimos si ese destino es el cielo o el infierno. [Fin de las citas]

Ahora, algunos científicos teorizan que la conciencia puede existir fuera del cerebro físico, un concepto que la Palabra de Dios declara desde el principio conocimiento que solo el Creador podría conocer. El Sr. Shermer, quien desafió al Dr. Alexander hace varios años, parece estar reconsiderando su escepticismo. El siguiente pasaje es de la función de GodSaidManSaid, " Unashamed: The Beautiful Book and 6,000 Years: (Sin vergüenza: El hermoso Libro y 6,000 años:)"

Fue una vez y todavía lo es, en gran parte afirmado en la neurociencia que cuando un individuo tiene muerte cerebral, todos los pensamientos de ese individuo y todo su conocimiento terminan. Pero ese presa de incredulidad se está comenzando a rajar. Los estudios de miles de experiencias cercanas a la muerte, incluida la de aquellos declarados clínicamente muertos y luego revividos, están provocando un cambio de mentalidad científica. Michael Shermer, del campo de los impíos, dijo esto en la edición de julio de 2017 de Scientific American bajo el título "¿Quién eres?"

Esta idea [de que parte de la conciencia abandona el cuerpo después de la muerte para viajar a un nuevo plano] no está muy lejos de una teoría real llamada conciencia cuántica, propuesta por una amplia gama de personas, desde el físico Roger Penrose hasta el médico Deepak Chopra. Algunas versiones sostienen que nuestra mente no es estrictamente un producto de nuestro cerebro y que la conciencia existe por separado de la sustancia material, por lo que la muerte de tu cuerpo físico no es el final de tu existencia consciente. [Fin de la cita]

Seguramente hay conciencia plena después del sepulcro, incluso una que puede sufrir un tormento eterno. Las decisiones de hoy dictan el resultado de tu vida tanto en el presente como en la eternidad. [Fin de la cita]

Prueba de que Dios ES está en todas partes. Los que se niegan a parar y considerar son lo que la Biblia define como ignorantes voluntariamente. [Fin de las citas]

🥊 GodSaidManSaid: "Heaven—Looking for Proof (Let There be No Doubt) (El cielo: en busca de pruebas (que no haya dudas)"

Los siguientes párrafos son del libro de Marisa St. Clair, Near-Death Experiences:

Ver Es Creer

Los escépticos han sugerido que la ECM podría ser más creíble y menos abierta a acusaciones de subjetividad si las personas ciegas describieran sus experiencias celestiales durante una ECM en términos visuales. Quizás los críticos creyeron que estaban en terreno seguro, ya que hicieron esta sugerencia cuando la investigación sobre el tema estaba en sus inicios y no se disponía tal evidencia. Sin embargo, casos más recientes han proporcionado precisamente ese tipo de evidencia. Como escribe el Dr. Kubler-Ross, el psiquiatra suizo que teorizó sobre las "cinco etapas del duelo" y pionero en el estudio de las ECM:

“…para calmar a los escépticos, hicimos un proyecto científico con personas ciegas. Nuestra condición era que involucraríamos solo a personas ciegas que no habían tenido ninguna percepción visual por al menos los últimos diez años. Aquellos que tuvieron una OBE [experiencia fuera del cuerpo] y regresaron pueden decirte en detalle qué colores y joyas llevabas si estuviste presente. Además, pueden decirte el color y el patrón de tu suéter, o de tu corbata, etc. Entiendes que estas declaraciones se refieren a hechos que uno no puede inventar.”

Una mujer que era ciega de nacimiento y que naturalmente percibía el mundo con sus otros cuatro sentidos, fue atropellada por un automóvil y se cayó, profundamente inconsciente. Más tarde envió su historia a este autor. Aunque anónimo, y por lo tanto científicamente inválido, lleva el anillo de la verdad. Ella dice:

“Era una calurosa tarde en agosto de 1994. Estaba cruzando la calle, golpeando con mi bastón, cuando un automóvil tomó la esquina demasiado rápido y me tumbó. Sentí un fuerte golpe en el brazo y el costado, luego escuché un sonido a todo volumen ¡difícil de describir, lo siento! y estaba alto en el aire. Fue muy extraño por varias razones. Estaba directamente arriba de mi cuerpo, que estaba en la calle. Ahora, eso es bastante extraño, seguramente. ¡Pero lo que era un millón de veces más extraño era el hecho de que podía verlo todo! ¡Yo, que nunca había tenido ni una pizca de visión en mis 40 y tantos años en este mundo!

Me bajé alrededor, solo mirando. Fue grandioso de ver. Me di cuenta de lo altos que eran los edificios, porque pensé que estaban arraigados al suelo en el punto donde podía seguirlos con mi bastón. Pero parecían subir y subir. Tuve mi primera comprensión de un techo y de la extensión del cielo. Vi la parte de atrás de la cabeza de las personas, cuando normalmente solo puedo sentir una mano o una cara, si tengo suerte. Vi coches, motos, niños, y pude poner imágenes a los sonidos familiares de la vida cotidiana. Pero sobre todo, pude ver colores. No creo que ninguna persona ciega tenga ningún concepto de los colores. ¿Cómo pueden? Es lo que separa el mundo de los que ven del mundo de los ciegos. Vi, más bien que hablar, el rojo de mi suéter y el verde del pasto en el parque cercano, y el remolino de colores en las portadas de las revistas en los puestos. Entonces los vi luchando por levantar mi cabeza. Sentí como si alguien estuviera jalando mi alma, y ​​estaba de vuelta en mi cuerpo y ciego de nuevo. Fue horrible, terrible. Lloré durante mucho tiempo y no podía explicar. La única persona a la que le dije dijo que debió haber sido mi imaginación— ¡qué cruel y qué poco realista!

Pero luego me di cuenta de que había sido muy afortunada y bendecida. Porque había visto lo que me esperaba cuando muera, es decir, cuando deje mi cuerpo para siempre. Entonces me di cuenta de que ser ciega como estar en cualquier tipo de cuerpo, vidente o ciega era solo algo temporal y que algún día todos seremos perfectos en todos los sentidos. Desde que tuve ese pensamiento, me he calmado mucho y me he vuelto más feliz. Siento casi como si me hubieran enseñado el rostro de Dios. ¿Cuántas personas pueden decir eso?" [Fin de la cita]

Página tras página, el mundo da cuenta de experiencias cercanas a la muerte sufridas por individuos que regresaron a la vida después de ser declarados muertos, quienes dan asombrosas descripciones de la entrada al cielo y toda su indescriptible majestuosidad: A las flores, al pasto, a la música y a la ropa que resplandece, a las reuniones extáticas con los seres queridos, y el enorme amor del Padre y del Hijo. Es simplemente maravilloso y extraordinario. [Fin de las citas]

🥊 GodSaidManSaid, "The Other Side of Life: (El otro lado de la vida:)"

Los extractos que siguen fueron publicados por la revista Discover en mayo de 2016, bajo el título “Un roce con la muerte.” El subtítulo de la función es: "Cómo un vistazo del otro lado cambia a aquellos que regresan."

En un estudio PLOS One de 2013, Laureys (neurólogo y presidente del Grupo de Investigación Aplicada de la Federación Mundial de Neurología) y sus colegas de Lieja compararon las ECM con otros recuerdos de eventos intensos de la vida real, como matrimonios y nacimientos, así como con recuerdos de sueños y pensamientos imaginarios. Para su sorpresa, los recuerdos de la ECM entre un grupo de 21 sobrevivientes del coma eran mucho más intensos que cualquier evento imaginario o real. “Incluso cuando la ECM ocurrió décadas antes, el recuerdo de la experiencia de los pacientes era tan vívido como si hubiera ocurrido ayer,” dice Laureys.

Tiene sentido si observas las mediciones de electroencefalografía (EEG) de la actividad en el cerebro al recordar una ECM. Un estudio de EEG de 2014 publicado en Frontiers in Human Neuroscience descubrió que los recuerdos de las ECM se almacenan como recuerdos episódicos. Los investigadores notaron que aquellos que tuvieron un ECM describen la experiencia como "más real que real. Todos los participantes en el estudio dijeron que su ECM fue la experiencia más poderosa, intensa e importante de sus vidas. [Fin de las citas]

El titular del 7 de octubre de 2014 de un artículo del Reino Unido escrito por Adam Withnall dice: “¿La vida después de la muerte? El estudio más grande jamás realizado proporciona evidencia de que las experiencias "fuera del cuerpo" y "cercanas a la muerte" pueden ser reales." [Fin de la cita]

La revista Discover publicó una carta de refutación recibida del Dr. Eben Alexander III en su edición de marzo/abril de 2022. La carta sigue en su totalidad:

La ciencia de las ECM

En respuesta a: “¿Puede la ciencia explicar las experiencias cercanas a la muerte?” publicado en septiembre/octubre de 2021

Tu artículo reciente comenzó con una entrevista perspicaz del Dr. Bruce Greyson, quien ha pasado más de cuatro décadas buscando una comprensión científica más profunda de la conciencia a través del lente de las experiencias cercanas a la muerte (ECM). El Dr. Greyson y dos colegas médicos pasaron dos años revisando exhaustivamente el registro médico de 600 páginas de mi enfermedad de 2008. Llegaron a la conclusión de que mis recuerdos durante un coma de siete días no podían interpretarse como alucinaciones, sueños o delirios debido al daño extenso en mi neocórtex.

Dos profesionales seleccionados [en el artículo] para comentar sobre mi caso no ofrecieron una opinión científica comparable. La hipótesis de la intrusión REM de Kevin Nelson que explica las ECM como un fenómeno soñador ha sido ampliamente criticada. Dado el extenso daño a mi neocórtex, mi caso médicamente documentado es una refutación directa de los argumentos de Nelson.

El filósofo John Martin Fischer fue mal informado por el intento del mismo periodista de Esquire de desacreditar un libro sincero que nunca esperé que vendiera millones de copias. El libro de Fischer que resume su proyecto de $5 millones financiado por John-Templeton para estudiar las ECM llegó a conclusiones erróneas basadas en citar erróneamente al Dalai Lama sobre mi caso, todos los errores provienen del artículo de Esquire. El verdadero estudio científico de las ECM ofrece un tremendo potencial para una comprensión más profunda de la naturaleza fundamental de la realidad.

El cerebro del hombre rico, los ojos del hombre rico y la lengua del hombre rico estaban en la tumba del hombre rico volviéndose al polvo. En el infierno, el alma del hombre rico levanta los ojos, comprende lo que ve, tiene una conversación racional con el padre Abraham y pide alivio del tormento del infierno. El hombre rico razona con Abraham acerca de sus hermanos, que aún todavía vivían. El hombre rico tenía plenas capacidades conscientes sin su cerebro físico.

Hay que elegir: Vida después de la muerte, o muerte consciente después de la muerte. Hacemos la elección. El alma sensible y consciente avanza sin el cerebro físico hacia su recompensa eterna, tal como dice la Biblia. Los críticos se ven obligados una vez más a ajustar su incredulidad. ¿Saltarán al atril y anunciarán sus errores al mundo, reconociendo que la Palabra de Dios era verdadera y toda justa? No, no es probable, ¡pero nosotros lo haremos! ¡Es cierto, todo cierto!

DIOS DIJO, Lucas 16:23-24:

23 Y en el infierno alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham de lejos, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque soy atormentado en esta llama.

DIOS DIJO, Juan 11:25-26:

25 Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

DIOS DIJO, Juan 3:16:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

EL HOMBRE DIJO: ¡Tengo todas las respuestas que necesito en mi bolsillo! Lo busqué en Google: las grandes universidades del mundo me dicen que evolucioné a partir de un limo primordial que fue el resultado de una explosión de la nada. Soy un animal y no tengo ningún otro propósito eterno más que satisfacer mis propios deseos. Cuando me muero, no voy a ninguna parte. No Biblia. No juicio. No Cielo. No, infierno. Eso es todo. Satisfactorio para la mente pensante, ¿no crees?

 

 

Ahora tú tienes EL REGISTRO.

 

 

  

Referencias:

 

Autorizada Santa Biblia Reina Valera Gómez 2010

Alexander, E., “The Science of NDEs,” Discover, Abril/Mayo 2022

GodSaidManSaid, “The Other Side of Life

GodSaidManSaid, “Heaven—Looking for Proof? (Let There Be No Doubt)

GodSaidManSaid, “The Seven Greatest Mysteries for a Man to Know (Part 7: The Mystery of Life after Death)

 

Visitas: 1946739