God Said Man Said

Secretos y Demostraciones del Hablar Con Poder

DIOS DIJO que estamos hechos de palabras y que el poder de la muerte y la vida está en la lengua, en las mismas palabras que hablamos.
Opciones de audio: MP3

Secretos y Demostraciones del Hablar Con Poder

Artículo#: 1874

La palabra de Dios no son sólo instrucciones religiosas, sino que es el programa operativo de toda la vida. Abrazarlo es tener vida y vida más abundante. Rechazarlo es cosechar los frutos sembrada de la desobediencia, que es el morir y la muerte.

Deuteronomio, Capítulo 30, Versículo 19:

Al cielo y a la tierra llamo hoy como testigos contra vosotros, de que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición. Escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu simiente;

Ahora el tema de hoy.

DIOS DIJO que él sobrenaturalmente creó de viva voz los mundos a la existencia con Sus palabras.

Hebreos, capítulo 11, versículo 3:

Por fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía.

Sobre el uso e interacción del hombre con las palabras, Dios dice en Proverbios, capítulo 18, versículo 21:

  • La muerte y la vida están en poder de la lengua; 

Los poderes muy reales y sobrenaturales se comparan con palabras. Vea "Hecho de Palabras" en este sitio web.

EL HOMBRE DIJO que "Los palos y las piedras pueden romper mis huesos, pero los nombres nunca me lastimarán". El hombre no pone ni una fracción del peso que Dios le da a las palabras, especialmente las palabras de la Biblia, que son simplemente palabras de hombres.

Ahora EL REGISTRO. Si Dios nos habló para que existiéramos, entonces debería haber prueba de esto en todas partes, y la hay-- en todas partes.

Las palabras hacen que todo suceda. Las palabras que decimos dirigen y enmarcan nuestras vidas. Las palabras que recibimos y hablamos dan frutos específicos. 

Proverbios, capitulo 18, versículo 20: 

Del fruto de la boca del hombre se saciará su vientre; del producto de sus labios será saciado.

¿Cuál es el fruto de tus labios? Esta es una pregunta a la cual debes considerar seriamente, porque el éxito terrenal y la eternidad dependen de esto. Miles de años antes de que el hombre comenzara a entender el poder de las palabras, Dios lo definió en la Biblia.
No sólo habló Dios a los mundos a la existencia con sus palabras, sino que nosotros los creyentes que somos nacidos otra vez, en realidad nos hablamos a una existencia cristiana. 

Romanos, capitulo 10, versículo 10:

Porque con el corazón se cree para justicia, mas con la boca se hace confesión para salvación.

La entrada inicial a la salvación requiere que uno crea en el Señor Jesucristo, y luego confiese con su boca que Jesucristo es el Señor de todos. Recuerda, la muerte y la vida están en poder de la lengua.

Por cierto, este es nuestro primer acto que emula a Dios y el comienzo del principio de la Divinidad.

Las palabras son verdaderamente fundamentales para la vida. La conciencia, que se identifica y construye con palabras, (sin mencionar el poder fenomenal de la imaginación) tiene al mundo evolutivo totalmente desconcertado. El antropólogo evolutivo M.Catmill dijo lo siguiente sobre el tema de la conciencia:

El fenómeno de la conciencia es la fuente de todo valor en nuestras vidas. Como tal, debe estar en la parte superior de la agenda científica. Sin embargo, a pesar de su importancia fundamental, la conciencia es un tema que la mayoría de los científicos son reluctantes para tratar. No sabemos prácticamente nada sobre sus mecanismos o su evolución.

Los mecanismos de la conciencia son un misterio casi perfecto.

El Dr. Henry Morris, fundador del Instituto para la Investigación de la Creación dijo: 

De hecho, el cerebro y la conciencia humana, junto con la capacidad de expresar pensamientos humanos al hablar y escribir, son fenómenos asombrosos sin ninguna explicación evolutiva adecuada.

La conciencia y las palabras están intrínsecamente ligadas.

Según el Dr. Howard Brody, M.D., Ph.D., en un artículo del año 2000 en una edición de Psychology Today, "Mind Over Medicine (La mente sobre la medicina); Enfermedades y trastornos casi nunca son ''todo en su cabeza'', pero a menudo, el poder de sanar sí lo es". 

Tú eres consciente del efecto placebo (vea "Nocebo, placebo y Tú" en este sitio web). En medidas clínicas, por ejemplo, un remedio médico propuesto se mide tomando un grupo de personas y distribuyendo el producto médico correcto a parte del grupo y una píldora de azúcar inofensiva o placebo a la otra parte. Los resultados se tabulan a continuación. Según la Universidad Estatal de Nueva York- New York Downstate Medical Center en Brooklyn, el placebo (píldora de azúcar) registra un índice de curación del 33%, que a veces es más alta que el remedio propuesto que se administró. También descubrieron que el efecto del falso placebo aumenta considerablemente si el médico habla bien sobre los beneficios del falso placebo. Es una cuestión de palabras. El efecto contrario al placebo es un efecto ahora conocido como el efecto nocebo, que es el resultado sencillo y medible de palabras negativas. En un experimento, a 13 adolescentes se les dijo que las hojas inofensivas que se rozaban en sus brazos eran hiedra venenosa. Casi la mitad del grupo desarrolló erupción urticaria por hiedra venenosa y uno desarrolló ampollas... una simple demostración del efecto nocebo. Todo es cuestión de palabras.

El escritor de salud Leventhal en un artículo sobre el trastorno de pánico escribe esto con respecto a la terapia cognitivo-conductual:

La forma más eficaz de terapia de conversación para el trastorno de pánico se conoce como terapia cognitivo-conductual (TCC), que intenta a redescubrir el ser del paciente al estado de pre-pánico. Durante el curso del tratamiento, que en promedio dura varios meses, el paciente aprende a "contestarle" a los pensamientos que perpetúan la ansiedad. 

¡Contestarle!
El encabezado en la sección de ciencias de Newsweek lee “For the Obsessed, the Mind Can Fix the Brain.” (Para los obsesionados, la mente puede componer el cerebro). El artículo de 1996 se trataba del trastorno obsesivo-compulsivo, conocido como TOC. El siguiente pasaje dice: 

El tratamiento más popular para el TOC es el Prozac o un medicamento similar. Alrededor del 30 por ciento de los pacientes con TOC no responden bien al medicamento, sin embargo, si un paciente detiene las píldoras, los síntomas regresan. Pero la semana pasada, Schwartz y cuatro colegas de UCLA anunciaron en Archives of General Psychiatry que la mente puede ser por lo menos igual de poderosa como la medicina cuando se trata de remodelar el cerebro. La modificación del comportamiento (cambiar la forma en que actúan los pacientes) y la terapia cognitiva (cambiar su forma de pensar) pueden alterar la biología de sus cerebros. ¿Escáneres PET de la actividad cerebral después de la terapia muestran marcadamente disminución de la actividad en el núcleo caudado “está-seguro de que la estufa-está-apagada?". El equipo había visto señas de esto en un estudio preliminar de 1992, pero el de la semana pasada es el primero en reportar pruebas convincentes de que, como dice Schwartz, "la mente puede cambiar el cerebro".

Las palabras son como las semillas. Cuando se plantan, dan fruto.

Según los doctores Brennan y Charnetski en un artículo de 2001 en la revista Prevention (Prevención), los autores del libro, Feeling Good is Good for You (Sentirse bien es bueno para usted) cree que su sistema inmunológico se ve afectado directamente por nuestros estados de ánimo y emociones:

Por ejemplo, puedes ser una persona generalmente despreocupada, alegre y bien adaptada, pero si te sientes enojado, molesto o de otra manera negativo minutos antes de pasar la mano por la barandilla que alberga un virus de la gripe, eres más probable que te resfríes que si estuvieras despreocupado y libre de hostilidad cuando entraste en contacto con el virus. Esto se debe a que cuando estás enojado, molesto o de mal humor, incluso por un momento, tú IgA disminuye notablemente y sus linfocitos T se ralentizan a un ritmo lento. (Los linfocitos T son células importantes del sistema inmunológico que incluyen células T auxiliares y asesinas). 

El mundo médico está descubriendo secretos que han estado registrados en la palabra de Dios por miles de años. Proverbios, capitulo 17, versículo 22: 

El corazón alegre es buena medicina; mas el espíritu triste seca los huesos.

Estamos hechos de palabras. Las palabras en que meditamos y las palabras que hablamos dictan nuestro futuro. Jesús dijo en Mateo capítulo 12, versículo 37: 

Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Recuerda, palabras dan fruto. Es carnalmente natural murmurar, quejarse, chismear, hablar mal de los demás, albergar amargura, odio, etc., pero se da a conocer que este tipo de acción de palabras es repugnante a Dios. Si participo en estas palabras negativas traeré una maldición a mi vida y en las vidas de los demás con quien interactúo. 

El único escape de esta mentalidad carnalmente natural es nacer una segunda vez- nacer de nuevo. Para más información, haz clic en "Más Allá Con Jesús", para instrucciones.

Para un futuro excelente y la vida eterna, refrenar palabras es una necesidad. Santiago, capítulo 1, versículo 26:

Si alguno parece ser religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.

Los párrafos siguientes se centrarán en una técnica que hace tiempo acuñé como el "Hablar con Poder". Es literalmente la técnica sobrenatural de cambiar las cosas con palabras. Es literalmente la habilidad real de hablarse a sí mismo a la existencia diariamente. Usando las palabras creativas de Dios podemos cambiar las cosas… podemos convertir circunstancias. 

En una ocasión un creyente fue al altar en la iglesia para oración. Fue convicto y confesó que no amaba a todos. Entendiendo el principio del "Hablar con Poder", le dije a él y a la congregación que repitieran después de mí: "¡Amo a todo el mundo, amo a todo el mundo, amo a todos!" Fue un gran triunfo. Convertimos malos sentimientos al hablar las palabras de Dios. Dios requiere que amemos a nuestros enemigos. Si hay alguien que no te gusta, si la amargura y el odio se han establecido, debemos arrepentirnos de esos pensamientos y simplemente aléjalos con el "Hablar con Poder”. Quiero que tomes un momento y pienses en alguien en que tiene malos sentimientos hacia ellos y luego me sigas en esta simple demostración. ¿Estás listo? Sígueme en voz alta:

¡AMO A TODOS!

¡AMO A TODOS!

¡AMO A TODOS! [AMO A (Inserta el nombre de la persona a cuál le tienes resentimiento aquí)!]

Ahora estás libre de la amargura y del odio. Si vuelven a surgir malos pensamientos, simplemente aléjalos con hablar.

Esta próxima demostración absolutamente puede transformar tu vida en un glorioso día tras otro y lo haremos con el poder de palabras... Las palabras de Dios. Los principios que tú y yo vamos a hablar en voz alta se encuentran en las escrituras. Voy a enumerar los versos para que puedas buscarlos después.

¿Estás listo para hablar poderosamente hacia lugares celestiales? Sígueme en voz alta. Empecemos:

ME HE ARREPENTIDO DE MIS PECADOS Y HE ENTREGADO MI VIDA A MI SEÑOR JESUCRISTO (I Juan 1: 9).

HE NACIDO OTRA VEZ (Juan 3: 3, 1 Pedro 1: 22-23, 1 Juan 1: 7).

SOY UNA NUEVA CRIATURA (II Corintios 5:17).

SOY HIJO (A) DE DIOS (I Juan 5: 1, I Juan 3:1).

MIS PASOS SON ORDENADOS POR JEHOVA (Salmos 37:23).

EL ÁNGEL DE JEHOVA ACAMPA EN DERRREDOR DE MÍ PARA PROTEGERME (Salmos 34: 7).

SOY REY Y SACERDOTE EN CRISTO JESÚS (Apocalipsis 1: 6).

TODAS LAS COSAS AYUDAN A MI BIEN (Romanos 8:28).

PUEDO SUBIR Y POSEAR EL PUEBLO (Números 13:30)

SOY MÁS QUE UN VENCEDOR POR MEDIO DE CRISTO QUE ME AMA (Romanos 8:37).

DIOS SIEMPRE ME CAUSA A TRIUNFAR EN CRISTO (II Corintios 2:14).

MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO; PERO DE TODAS ELLAS LO LIBRARÁ JEHOVÁ (Salmos 34:19).

POR LAS HERIDAS DE JESÚS HE SIDO SANADO (1 Pedro 2:24).

TENGO PODER CON DIOS (Juan 14: 13-14).

AMO A TODOS (Mateo 5:44).

HOY ES EL MEJOR DÍA DE MI VIDA (Romanos 8:28, Proverbios 4:18).

MAÑANA SERÁ MEJOR (Romanos 8:28, Proverbios 4:18).

¡ALELUYA! 

Imprime esta hoja de papel y comienza el día hablándote a ti mismo con las palabras vivificantes de Dios. Oseas, capítulo 14, versículo 2 dice:

Tomad con vosotros palabras, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda iniquidad, y acéptanos con gracia, y daremos becerros de nuestros labios.

Se nos habló a la existencia con palabras. Las palabras que hablamos forman nuestro día y nuestra eternidad.

DIOS DIJO que estamos hechos de palabras y que la muerte y la vida están en poder de la lengua - en las mismas palabras que hablamos.

EL HOMBRE DIJO que "los palos y las piedras pueden romper mis huesos, pero los nombres jamás me harán daño".

El hombre no pone una fracción de sustancia que Dios pone en las palabras, especialmente las palabras de la Biblia, que son simplemente palabras de hombres.

Ahora tú tienes EL REGISTRO.



Referencias:

LA SANTA BIBLIA REINA VALERA GOMÉZ 2010

Begley and Biddle, "For the Obsessed, the Mind Can Fix the Brain," Newsweek,, 26 de Febrero de 1996, p. 60.

Brennan and Charnetski, "Hey You! Lighten Up!" Prevention, octubre de 2001, p 136.

Brody, H., M.D., Ph.D., "Mind Over Medicine," Psychology Today, Julio / Agosto 2000, p. 60.

Cartmill, M., "Do Horses Gallop In Their Sleep?" Key Reporter, otoño de 2000, pág. 6 y pág. 8.

Leventhal, E., "Panic!" Woman''s Day, 11 de Julio de 2000, p. 61.

Morris, H.M., "Curiously Wrought," Back to Genesis, diciembre de 2001

Visitas: 1241