God Said Man Said

El lecho de muerte, el gran ecualizador: las últimas palabras lo dicen todo

¿Qué tan lejos es de aquí a la eternidad? ¿Qué tan lejos es desde este momento que estamos compartiendo al otro lado? Cuando llegue el momento, cuando no tengas más camino que caminar, ¿cuánto tiempo se tomará para pasar a la eternidad?
Opciones de audio: MP3

El lecho de muerte, el gran ecualizador: las últimas palabras lo dicen todo

Artículo#: 1938

Es lo que hacemos en la pérdida y no en la ganancia. Es lo que hacemos en la batalla y no en el picnic. El viejo refrán dice: "No sabrás lo qué hay en la bolsita de té hasta que la pongas en agua caliente." Es a través del fuego y el agua que se forja nuestro acero. Salmos 66:12:

Hombres hiciste cabalgar sobre nuestra cabeza; pasamos por el fuego y por el agua, pero nos sacaste a un lugar de abundancia.

La Palabra de Dios enseña que somos sacrificios vivos (Romanos 12:1), y todos los sacrificios deben pasar por el fuego (Marcos 9:49).

Nuestra fe es probada durante tiempos difíciles, pero hay un resultado que excede cualquier expectativa natural. 1 Pedro 1:6-9:

6 En lo cual vosotros mucho os alegráis, aunque al presente por un poco de tiempo, si es necesario, estéis afligidos por diversas pruebas,

7 para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro que perece, aunque sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, en la manifestación de Jesucristo,

8 a quien amáis sin haberle visto; en quien creyendo, aunque al presente no le veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Las pruebas no vienen para vencer a los NACIDOS DE NUEVO, sino para que podamos vencer esas pruebas por la sangre del Cordero y por la palabra de nuestro testimonio (Apocalipsis 12:11).

Romanos 5:3-5:

3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;

4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza;

5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos es dado.

Es en las pruebas y tribulaciones que los hijos de Dios son purificados. ¡Tened ánimo, santos! Ninguna prueba que enfrentaremos será más grande que Cristo dentro de nosotros. 1 Corintios 10:13:

No os ha tomado tentación, sino humana; mas fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis soportar; sino que con la tentación dará también la salida, para que podáis resistir.

Tú y yo no fallaremos. El camino de los fieles es de purificación y verdaderamente maravilloso de considerar y de participar.

Querido amigo, ¿todavía no has nacido de nuevo como dijo Jesús en Juan 3:3?

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo: El que no naciere otra vez, no puede ver el reino de Dios.

No hay otro nombre bajo el cielo por el cual podamos ser salvos. Hechos 4:10-12:

10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que por el nombre de Jesucristo de Nazaret, al que vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por Él este hombre está en vuestra presencia sano.

11 Este Jesús es la piedra reprobada de vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo del cielo, dado a los hombres, en que debamos ser salvos.

En unos momentos, te invitaré a que me sigas en un simple mensaje, y si lo haces, todo cambiará para ti. Considera 2 Corintios 5:17:

 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Esto es sin duda cierto. No es una “charla eclesiástica,” Esta transición es la mayor realidad que el hombre puede conocer. Hoy, todo tu pecado y su vergüenza serán lavados por la sangre limpiadora de Cristo. Hoy, todas las ataduras de Satanás en tu vida serán rotas; cuanto más grande, mejor. Hoy comenzarás el magnífico viaje de Luz. Y, al aplicar los principios de la fe come la de un niño, hoy será el mejor día de tu vida, e imagínate: mañana será mejor. Aquí está el mensaje que prometí: haz clic en Más allá con Jesús para obtener instrucciones sencillas y la entrada inmediata en el Reino de Dios. AHORA EL TEMA DE HOY.

DIOS DIJO, Marcos 16:15-16:

15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

DIOS DIJO, Juan 3:16:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

DIOS DIJO, 1 Corintios 15:54-57:

54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

56 El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley.

57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

EL HOMBRE DIJO: ¡El Dios cristiano y Su Biblia están tan fuera de contacto con la realidad de hoy! Quiero decir, tenemos "diferencias irreconciliables," a lo grande. ¡No necesitamos a Dios y tampoco lo queremos! Espérate. ¿Qué fue eso, doctor? ¡¿Me quedan dos semanas de vida?! ¡Oh, Dios! Sálvame, sálvame!!

Ahora EL REGISTRO: Bienvenido a GodSaidManSaid función 1104 que una vez más certificará la buena fe sobrenatural e infalible de la Santa Biblia de Dios. Todas estas funciones centradas en la Palabra están archivadas aquí en texto y audio para tu edificación y para que puedas tener la certeza de que la Palabra de Dios es verdadera y toda justa. Todos los jueves por la noche, si Dios quiere, crecen en uno.

Gracias por tu visita. Que la gloria de Dios te llene con Luz y poder.

GodSaidManSaid lo enmarca como el principio de 180, el principio de los opuestos. Piénsalo así: un círculo tiene 360°. En la marca de 180°, estás en posiciones opuestas. En el mundo espiritual, es un principio fundamental. Los ejemplos del principio de 180 incluyen:

◪ Dios es amor. Satanás es odio.

◪ Dios es esperanza. Satanás es desesperanza.

◪ Dios es fe. Satanás es incredulidad.

◪ Dios es luz. Satanás es oscuridad.

◪ Dios es vida. Satanás es la muerte.

Estas son todas medidas similares, pero en extremos opuestos de la vara de medir. Son los 180.

A lo largo de esta vida, el 180 será deslumbrantemente claro, y difícilmente puede imaginarse un ejemplo más perfecto que el lecho de muerte. El lecho de muerte es el ecualizador: Ricos y pobres por igual deben pasar por este camino. Solo hay dos campos, el campo de los salvos, a quienes Jesús llama los NACIDOS DE NUEVO, y el campo de los condenados, los NO NACIDOS DE NUEVO. La diferencia entre estos dos campos es realmente tan extrema como el día contra la noche.

Cada uno de los dos campos se enfrenta a la muerte del 180° del otro. Para el campo de los comprados con sangre, la muerte ha perdido por completo su aguijón. La muerte se contempla con gran expectación, incluso como un “día de graduación.” El Dios de la Biblia hace maravillosas promesas a Sus hijos que son absolutamente asombrosas. Simplemente mezclando la fe como la de un niño con la Palabra de Dios, estas promesas son de nosotros, ¡y qué consuelo son cuando se acerca el final del camino! Varias de las promesas de Dios siguen:

🕇 Juan 11: 25-26:

25 Jesús le dijo: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?

🕇 1 Corintios 15:54-57:

54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria

55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

56 El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley.

57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

🕇 Apocalipsis 21:1-5:

1 Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra habían pasado, y el mar no existía ya más.

2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una novia ataviada para su marido.

3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y Él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y será su Dios.

4 Y enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

🕇 Apocalipsis 22:1-6:

1 Y me mostró un río puro de agua de vida, límpido como el cristal, que provenía del trono de Dios y del Cordero.

2 En el medio de la calle de ella, y de uno y de otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que lleva doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.

3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán;

4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.

5 Y allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de lámpara, ni de luz de sol, porque el Señor Dios los alumbrará; y reinarán por siempre jamás.

6 Y me dijo: Estas palabras son fieles y verdaderas. Y el Señor Dios de los santos profetas ha enviado su ángel, para mostrar a sus siervos las cosas que deben acontecer en breve

Una expectativa celestial se traga el temor a la muerte de un solo trago del Espíritu Santo.

Ahora, compara la maravillosa certeza de las promesas de Dios con lo que les sucede a aquellos en el segundo campo de los NO- NACIDOS DE NUEVO que niegan la instrucción de Cristo, el imperativo registrado en Juan 3:3.

En Marcos 16:15-16, Jesucristo habla lo que se conoce como la Gran Comisión:

15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

Nota que solo hay dos opciones: Cree en Jesucristo y se bautizado, y serás salvo; o no, y se condenado. Lo que los no salvos tienen que esperar es ciertamente sombrío. Basta recordar al hombre rico en el infierno, clamando por agua para refrescar su lengua, que está en el tormento de las llamas del infierno. El castigo nunca termina.

Los no salvos están aterrorizados por el sepulcro. Mientras que muchos de los impíos viven con salud y comodidad, libremente hablarán mal de Dios y Su Biblia, pero cuando la muerte llama a la puerta, ¡cantan otra melodía! Del juicio venidero, Judas 1:15 dice:

para ejecutar juicio contra todos, y convencer a todos los impíos de entre ellos, de todas sus obras impías que han cometido impíamente, y de toda palabra dura que los pecadores impíos han hablado contra Él.

Los siguientes extractos fueron publicados por Pacific Standard bajo el título "¿Los ateos tienen conversiones en el lecho de muerte?"

“Nuestra conclusión provisional es que incluso las personas no religiosas se sienten tentadas hacia las creencias religiosas, aunque solo sea implícitamente, frente a la muerte,” escribe el psicólogo de la Universidad de Oxford, Jonathan Jong. Es el autor principal de un artículo titulado "El ateísmo de Foxhole, revisado," publicado en el Journal of Experimental Psychology.

Jong descubrió que cuando se les recordaba la muerte, "los participantes defendían explícitamente su propia visión religiosa del mundo, de modo que los cristianos que se describían a sí mismos tenían más confianza en la existencia de entidades religiosas sobrenaturales."

Pero cuando se trataba de personas no religiosas, Jong encontró una desconexión entre las creencias conscientes y las inconscientes. Al igual que los creyentes, los no religiosos respondieron a los recordatorios de la muerte fortaleciendo su compromiso con su visión del mundo en su caso, la firme creencia de que no existen las entidades sobrenaturales.

Pero usando una prueba de asociación implícita, encontró que después de pensar en la muerte, los no creyentes “dudaban su incredulidad.” Específicamente, 71 estudiantes de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda se les presentó una serie de 20 nombres, los cuales fueron instruidos para categorizar como “reales” o “imaginarios” lo más rápido posible.

Jong informa que “mientras los creyentes fortalecían sus creencias, los no creyentes dudaban su incredulidad” después de pensar en su propia mortalidad. Específicamente, fueron más lentos en etiquetar conceptos como "Dios" y "el cielo" como imaginarios.

En otras palabras, cuando la muerte estaba en sus mentes, “los creyentes juzgaban más fácilmente los conceptos religiosos como reales,” escribe, “mientras que a los no creyentes les resultaba más difícil juzgar los conceptos religiosos como imaginarios.” [Fin de las citas]

Como debes sospechar, el Dr. Jong tiene sus desafiadores.

Las últimas palabras de las personas famosas que siguen se encontraron en cinco fuentes diferentes, que se enumerarán al final de la función. La diferencia entre los impíos y los redimidos será obvio de 180°.

🔾 Aristóteles, un gran filósofo:

Ante la muerte, proclamó: “Yo nací en pecado. He vivido infeliz. Muero en la duda. Causa de causas compadéceme.

🔾 Beaconsfield, un político:

La juventud es un error, la madurez es una lucha, la vejez un arrepentimiento.”

🔾 Sigmund Freud, psiquiatra:

Ahora no es más que tortura y ya no tiene sentido.”

🔾 Karl Marx, filósofo social, revolucionario:

Vamos, salte. Las últimas palabras son para los tontos que no han dicho lo suficiente.”

🔾 Gandhi, abogado indio, especialista en ética:

A su muerte, dijo: “Por primera vez en 50 años, me encuentro en el lodazal del desánimo. Todo a mi alrededor es oscuridad. … Estoy orando por luz.”

🔾 Thomas Hobbs, filósofo político:

“Repito, si tuviera el mundo entero a mi disposición, lo daría para vivir un día. Estoy a punto de dar un salto en la oscuridad.”

🔾 Thomas Payne, destacado escritor ateo en las colonias americanas:

Quédate conmigo, por el amor de Dios; ¡No soporto quedarme solo, oh, Señor, ayúdame! Oh, Dios, ¿qué he hecho yo para sufrir tanto? ¿Qué será de mí de ahora en adelante? Daría los mundos si los tuviera, que La edad de la razón nunca se hubiera publicado. ¡Oh, Señor, ayúdame! ¡Cristo, ayúdame! No, no te vayas; ¡Quédate conmigo! Envía incluso a un niño a quedarse conmigo; porque estoy al borde del infierno aquí solo. Si alguna vez el diablo tuvo un agente, ese he sido yo.”

🔾 Sir Thomas Scott, canciller de Inglaterra:

“Hasta este momento, pensaba que no había ni Dios ni infierno. Ahora sé y siento que existen ambos, y estoy condenado a la perdición por el justo juicio del Todopoderoso.”

🔾 Voltaire, famoso ateo anticristiano:

“…Soy abandonado por Dios y el hombre.” Le dijo a su médico, el Dr. Fochin: “Te daré la mitad de lo que valgo si me das seis meses de vida.” Cuando le dijeron que esto era imposible, dijo: “¡Entonces moriré e iré al infierno!” Su enfermera dijo: “¡Por todo el dinero en Europa, no me gustaría ver morir a otro incrédulo! Toda la noche lloró pidiendo perdón.”

🔾 Robert Ingersoll, escritor y orador estadounidense de la Edad de Oro del Libre Pensamiento:

“¡Oh, Dios, si es que hay un Dios, salva mi alma, si es que tengo un alma!” O algunos dicen: “¡Oh, Dios, si es que hay un Dios, salva mi alma, si es que tengo un alma, del infierno, si es que hay un infierno!”

🔾 David Hume, filósofo ateo famoso por su escepticismo religioso:

Gritó fuerte en su lecho de muerte: “¡Estoy en llamas!” Se dice que su desesperación fue una escena horrible.

🔾 Sir Francis Newport, líder de un club de ateos ingleses:

A los reunidos alrededor de su lecho de muerte: “¡No necesitan decirme que no hay Dios, porque sé que hay uno, y que estoy en Su presencia! No necesitan decirme que no existe el infierno. Siento que ya me estoy deslizando. ¡Miserables, dejen de hablar sobre que hay esperanza para mí! ¡Sé que estoy perdido para siempre! ¡Ay, ese fuego! ¡Oh, los dolores insufribles del infierno! ¡Oh, que pudiera yacer mil años sobre el fuego que nunca se apaga, para comprar el favor de Dios y unirme a Él de nuevo! Pero es un deseo infructuoso. Millones y millones de años no me acercarán más al final de mis tormentos que una mala hora. ¡Oh, eternidad, eternidad por los siglos de los siglos! ¡Oh, los dolores insufribles del infierno!”

🔾 Carlos IX, rey francés:

Instado por su madre, dio la orden de la masacre de los hugonotes franceses, en la que 15,000 almas fueron asesinadas solo en París y 100,000 en otras partes de Francia, sin más razón que amaron a Cristo. Finalmente murió, bañado en la sangre que brotaba de sus venas. A sus médicos les dijo en sus últimas horas: “Dormido o despierto, veo pasar ante mí las formas mutiladas de los hugonotes. Caen con sangre. Señalan sus heridas abiertas. ¡Oh! ¡Que perdoné al menos a los niños pequeños en el seno! ¡Qué sangre! No sé dónde estoy. ¿Cómo acabará todo esto? ¿Qué debo hacer? ¡Estoy perdido para siempre! Oh, he hecho mal.”

🔾 David Strauss, destacado representante del racionalismo alemán que pasó toda su vida borrando la creencia en Dios:

“¡Mi filosofía me deja completamente desolado! ¡Me siento como alguien atrapado en las fauces despiadadas de una máquina automática, sin saber en qué momento uno de sus grandes martillos puede aplastarme!”

🔾 Joseph Stalin, revolucionario y político soviético:

En una entrevista de Newsweek con Svetlana, su hija, ella contó sobre su muerte: “Mi padre tuvo una muerte difícil y terrible. … Dios concede una muerte fácil sólo a los justos. En lo que pareció el último momento, de repente abrió los ojos y echó un vistazo a todos en la habitación. Era una mirada terrible, demente o tal vez de ira. Su mano izquierda se levantó, como si estuviera señalando algo arriba y trayendo una maldición sobre todos nosotros. El gesto estaba lleno de amenaza… a la mañana siguiente, estaba muerto’

🔾 Anton LaVey, autor de la biblia satánica y sumo sacerdote de la religión de adoración satánica:

Sus últimas palabras fueron: “Ay, ay, qué he hecho, algo anda muy mal.”

Ahora considera el deslumbrante contraste entre el perdido y el encontrado:

🔾 Harriet Tubman, emancipadora afroamericana:

La gran emancipadora afroamericana Harriet Tubman murió cantando. Sus últimas palabras fueron: “Gira bajo, dulce carro.”

🔾 Bessie Smith, músico de blues:

“Me voy, pero me voy en el nombre del Señor.”

🔾 Thomas Becket, arzobispo:

El arzobispo Thomas Becket fue asesinado en su catedral en 1170 después de haber ofendido al rey Enrique II. Les dijo a sus asesinos: “Si todas las espadas de Inglaterra apuntaran a mi cabeza, sus amenazas no me conmoverían. Estoy dispuesto a morir por mi Señor, para que en mi sangre la iglesia obtenga la libertad y la paz.”

🔾 George Washington, primer presidente de los Estados Unidos:

Recompuso sus miembros, cerró los ojos y, cruzando los brazos sobre el pecho, expiró, diciendo: “Padre de las Misericordias, llévame hacia Ti.”

🔾 C.H. Spurgeon, predicador:

Cerca del final de su vida, dijo: “Tranquilo y feliz, aunque muy débil. Mi teología es muy simple. Puedo expresarlo en pocas palabras y son suficientes para morir.” Después de una pausa, dijo lentamente: “Jesús murió por mí.”

🔾 Michael Faraday, científico químico:

Cuando estaba en su lecho de muerte, se le preguntó: "¿Cuáles son tus especulaciones ahora?" "¿Especulaciones?" exclamó Faraday. "¡No tengo ninguno! No hay especulaciones ahora. YO SÉ en quién he creído. Mi alma descansa en certezas.”

🔾 Charles Dickens, autor:

“Encomiendo mi alma a la misericordia de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, y exhorto a mis amados hijos a tratar humildemente de guiarse por la enseñanza del Nuevo Testamento.”

🔾 Alberto el Bueno, príncipe consorte de la reina Victoria:

Repetía constantemente “Rock of Ages” o ‘Roca de siglos” en su lecho de muerte. “Porque,” ​​dijo él, “si en esta hora sólo pudiera depender de mis honores y dignidades mundanas, sería verdaderamente pobre.”

🔾 Augustus Montague Toplady, autor de uno de los himnos más evangélicos del siglo VIII, “Rock of Ages” o “Roca de siglos”:

Durante la enfermedad final, Toplady fue apoyado de gran manera por los consuelos del Evangelio: “Los consuelos de Dios, para un miserable tan indigno, son tan abundantes que no me deja nada por lo que orar sino por su continuidad.” Cerca de su último despertar de un sueño, dijo: “¡Oh, qué delicias! ¿Quién puede comprender el gozo del tercer cielo? El cielo está despejado, no hay nubes; ¡Ven Señor Jesús, ven pronto!” Murió diciendo: “Ningún hombre mortal puede vivir conforme a las glorias que Dios ha manifestado a mi alma.”

[Fin de las citas]

Como ministro del Evangelio en una pequeña iglesia rural, he tenido el privilegio de enterrar a los muertos y estar a menudo en su presencia cuando la muerte era inminente. Todos tenemos una cita con la muerte. Hebreos 9:27:

Y de la manera que está establecido a los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio;

Hay una enfermedad o situación hasta la muerte.

El 18 de diciembre de 2015 murió mi hijo Asa, de 29 años, varón de Dios valiente, sin últimas palabras de las mencionadas anterior, pues murió en la fe, creyendo que se recuperaría del cáncer que estaba devastando su cuerpo en meros instantes. El día antes de que falleciera, mi hijo Jeremías y yo nos sentamos con él, leímos la Palabra y hablamos de las glorias de la fe. Asa le dijo a su hermano: “Te voy a comprar un barco,” y a mí, “Papá, nunca más tendrás que trabajar,” ​​aunque yo lo que quería era trabajar con él en nuestra agencia de marketing. Cuando este valiente hombre de fe falleció, murió en santa paz y expectación. Lo que no dijo con palabras fue escrito en su rostro y capturado por sus ojos abiertos, incluso una sensación de asombro y gran gloria, como si viera lo que nuestros ojos naturales no pueden ver. Hubo maravilla, y asombro y una paz que sobrepasa todo entendimiento natural.

Aproximadamente un año después, recibí una llamada informándome que una gran sierva del Señor, que había luchado contra múltiples aflicciones durante muchos años, estaba en un hospital de Pittsburgh en su lecho de muerte. Inmediatamente fui; cuando entré en la habitación, me sorprendió lo que vi. ¡La hermana Nell estaba sentada, con las piernas cruzadas, en su cama de hospital sin apoyo para la espalda, y estaba escribiendo notas! Conocí a la hermana Nell por más de cuarenta años y la veía dos o tres veces por semana, o al menos 4160 veces, y nunca se había visto tan joven, alegre y vibrante. Le dije: “Hermana Nell, me dijeron que estabas en tu lecho de muerte, ¡pero nunca te había visto tan llena de energía y vida!” Esto es lo que dijo y cómo lo dijo: “¡Me voy a ir, hermano Dave!” Después de una breve pausa, agregó: "No ores por mí." Esa última oración ciertamente no fue dicha en broma. La hermana Nell se iba a ir y no estaba interesada en una extensión de su tiempo aquí en la tierra. Le dije a Nell que oraría por la perfecta voluntad de Dios y que la ungiría para partir. Me dijo que estaba esperando a su hermana, que volaba desde Georgia y que, después de la visita, se iría. Mientras conversábamos, una enfermera entró en la habitación con la medicación de Nell, lo que provocó que ella respondiera: “¿Para qué? ¡Me voy a ir!"

Justo antes de irme esa tarde, le pedí a mi hermana moribunda que me hiciera un favor: “Hermana Nell, cuando llegues al cielo y veas al hermano Asa, dile que lo amamos y lo extrañamos todos los días, y diles a los santos que Maranatha envía sus saludos. En el nombre de Jesús, los veremos pronto.” Nell hizo una pausa de varios segundos y dijo simplemente: "Lo haré." ¡Aleluya! Sé que el mensaje fue enviado y estoy seguro de que fue recibido. Poco tiempo después, llegó la hermana de Nell. Fiel a su palabra, poco después de la visita, la hermana Nell se fue a al cielo. "¡Me voy a ir, hermano Dave!"

Escasamente hay mayor contraste entre los NACIDOS DE NUEVO y los perdidos que el contraste descubierto en el lecho de muerte.

Has escuchado algunas de las últimas palabras de los grandiosos del mundo de ambos campos, pero ¿qué tal algunas de las últimas palabras de Jesucristo, el Rey de Gloria, quien colgó un pobre desnudo en la colina del Calvario?

🕇 Lucas 23:43:

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el paraíso.

🕇 Lucas 23:34:

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y partiendo sus vestiduras, echaron suertes

🕇 Lucas 23:46:

Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, entregó el espíritu.

🕇 Juan 19:30:

Y cuando Jesús tomó el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.

Que contraste. Que sencillez.

La historia de la iglesia informa que el emperador romano Nerón ordenó la ejecución por decapitación del apóstol Pablo. El Apóstol Pablo dijo esto en II Timoteo 4:6-8:

6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano

7 He peleado la buena batalla, he acabado mi carrera, he guardado la fe.

8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

El hermano menor Esteban está siendo apedreado hasta la muerte como resultado de su defensa del Evangelio de Jesucristo bajo la mirada indulgente y vigilante de uno llamado Saulo de Tarso. Hechos 7:60 registra las últimas palabras del hermano Esteban:

Y arrodillándose, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.

El Saulo de Tarso que supervisó la muerte del hermano Esteban se convirtió en el Apóstol Pablo.

Las últimas palabras del rey David están registradas en I Reyes 2:1-3:

1 Y cuando llegaron los días en que David había de morir, mandó a Salomón su hijo, diciendo:

2 Yo sigo el camino de toda la tierra; esfuérzate y sé hombre.

3 Guarda las ordenanzas de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que seas prosperado en todo lo que hicieres, y en todo lo que emprendieres;

El lecho de muerte es verdaderamente el ecualizador y el 180 no podría demostrarse de manera más dramática. Un día de juicio nos espera a todos. Si aún tienes que entregar tu vida a Jesucristo, haz clic en "Más allá con Jesús" y toma tu decisión ahora. Tu lecho de muerte estará lleno de esperanza y gran expectativa, que no será negada.

DIOS DIJO, Marcos 16:15-16:

15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.

DIOS DIJO, Juan 3:16:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

DIOS DIJO, 1 Corintios 15:54-57:

54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

56 El aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado es la ley.

57 Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

EL HOMBRE DIJO: ¡El Dios cristiano y Su Biblia están tan fuera de contacto con la realidad de hoy! Quiero decir, tenemos "diferencias irreconciliables," a lo grande. ¡No necesitamos a Dios y tampoco lo queremos! Espérate. ¿Qué fue eso, doctor? ¡¿Me quedan dos semanas de vida?! ¡Oh, Dios! Sálvame, sálvame!!

 

 

 

Ahora tú tienes EL REGISTRO.

 

 

 

 

Referencias:

 

Autorizada Santa Biblia Reina Valera Gómez 2010

Final Words of Famous Men

Finding Faith Too Late,” PreachItTeachIt.org

Elder, G., , “Professing Faith: Last Words of the Dying Range from Religious to Profound to Profane,” RedlandsDailyFacts.com, 31 de enero de 2018

Jacobs, T., “Do Atheists Have Deathbed Conversions?,” Pacific Standard, 14 de junio de 20

Mendoza, M., “A Collection of Last Words,” PsychologyToday.com, 4 de abril de 2017

Pratte, D., “Famous Atheists’ Last Words: Unbelievers, Death, Dying, & Judgment,” Gospelway.com, 2021

Visitas: 746587