Historicidad de Jesucristo

La historicidad de Jesucristo Actualizada

El rastro de historia creíble que certifica la realidad de la persona Jesucristo es monumental. El rastro de la historia que certifica el nacimiento virginal, el ministerio de Cristo, los milagros, la crucifixión, la resurrección y más, es abundante. ¿Hubo un Jesucristo? ¿Apoya la historia el relato bíblico del Señor de Gloria?
Opciones de audio: MP3

La historicidad de Jesucristo Actualizada

Artículo#: 1844

Nuestro problema comenzó cuando la segunda voz habló en el Jardín del Edén. Nuestra bisabuela, en un acto de incredulidad y desobediencia, se rindió a esa voz. Nuestro bisabuelo Adán siguió su ejemplo. La incredulidad y la desobediencia dio lugar a la ley del pecado y la muerte. La inmortalidad y paraíso se perdieron en un solo día. Es en este lugar donde se introduce el plan de la salvación de Dios. El testigo de la salvación pasa de generación a generación. Algunos puntos culminantes serían el hijo de Adán, Set, pasando el testigo a Noé; Noé a Sem; Sem a Abraham; Abraham a Isaac; Isaac a Jacob; Jacob a David; David a Jesucristo; y el Calvario y la resurrección de Cristo a la iglesia y al Armagedón donde los ejércitos del anticristo son destruidos y Satanás es atado y arrojado al pozo del abismo por 1,000 años. Para más detalles, haz clic en "The Chronology From Here To Eternity(La cronología de aquí a la eternidad)".

Cuando todas las cosas hayan terminado con respeto a esta tierra, cuando los redimidos entren a la Nueva Jerusalén en la nueva tierra de Dios, una vez más habrá una sola voz (la voz de Dios), y este lugar se llamará Paraíso. La Palabra de Dios declara que, si rendimos nuestras vidas a Jesucristo, la primera voz, nuestros días pueden ser "como los días de los cielos sobre la tierra" (Deuteronomio11:21). ¿Te gustaría terminar tu confusión? Hoy es el día de salvación. ¿Has creído en el Señor Jesucristo? ¿Te has arrepentido de tus pecados y separado de ellos?¡Tú puedes hacerlo ahora! Será el mejor día de tu vida. Será el día en que nacerás de nuevo en la casa de Dios. Haz clic en "Más allá con Jesús" para entrada de inmediato. AHORA PARA EL TEMA DE HOY.

DIOS DIJO, Mateo 1: 18-23:


18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando María su madre desposada con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo,

19 y José su marido, como era un hombre justo y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.
20 Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor le apareció en un sueño, diciendo: José hijo de David, no temas recibir a María tu esposa, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS; porque Él salvará a su pueblo de sus pecados.
22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fue dicho del Señor, por el profeta que dijo:
23 He aquí una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emmanuel, que interpretado es: Dios con nosotros.

EL HOMBRE DIJO: ¡Jesucristo es ficción! ¡Él nunca existió!

Ahora EL REGISTRO: Por más de 6,000 años, Satanás ha criado, preparado y controlado las mejores mentes carnales del mundo para desafiar la veracidad del Dios de la Biblia y las Sagradas Escrituras en donde se encuentran. Desafortunadamente para ellos, Satanás y su tipo han fallado miserable tiempo tras tiempo. Esta presentación será simplemente otro ejemplo de que Dios es, y que la oposición es el campamento del necio. Salmos 14: 1:

DIJO el necio en su corazón: No hay Dios.

La huella historial creíble que certifica la realidad de la persona de Jesucristo es monumental. La huella historial que da testimonio del nacimiento virginal, el ministerio de Cristo, los milagros, la crucifixión, la resurrección y más, es abundante. FF Bruce, Rylands, Profesor de Biblical Criticism and Exegesis (Crítica Bíblica y Exégesis) en la Universidad de Manchester, dijo lo siguiente sobre el grupo anticristo: "Algunos escritores pueden jugar con la fantasía de un ''mito-Cristo'', pero no lo hacen sobre la base de evidencia histórica. La historicidad de Cristo es tan axiomática para un historiador imparcial como la historicidad de Julio César. No son los historiadores quienes propagan las teorías del "mito-Cristo".

Otto Betz, autor de What Do We Know About Jesus, (Qué Sabemos de Jesús) dijo: "Ningún académico serio se ha aventurado a postular la no historicidad de Jesús". [Fin de la cita]

¿Existió un Jesucristo? ¿Apoya la historia el recuento bíblico del Señor de Gloria? La respuesta, por supuesto, es un rotundo "¡!" Cornelio Tácito, quien nació en el año 55 d.C. y murió en 120 d.C., fue llamado el "historiador más grande " de la antigua Roma. Él nació aproximadamente 20 años después de la crucifixión de Cristo. Tácito escribió sobre el reinado del emperador romano Nerón, y registró lo siguiente:

 

Pero no todo el alivio podía provenir del hombre, ni todas las recompensas que el príncipe podía conceder, ni todas las redenciones que se podían presentar a los dioses, sirvieron para liberar a Nerón de la infamia de la cual se ha creído haber ordenado la conflagración, el fuego de Roma. Por lo tanto, para reprimir el rumor, falsamente acusó con culpa y castigó con torturas de las más exquisitas a las personas comúnmente llamadas cristianos, que fueron odiadas por sus enormidades. Cristus (Cristo), el fundador del nombre fue puesto a la muerte por Poncio Pilato, procurador de Judea en el reinado de Tiberíades: pero la superstición perniciosa, fue reprimida por un tiempo, estalló de nuevo, no solo a través de Judea, donde originó la maldad, pero a través de la ciudad de Roma también.

Esa es una cita de Cornelio Tácito. Más adelante veremos las enormidades de las que los primeros creyentes fueron acusados.

El siguiente extracto es del libro de Josh McDowell,Nueva evidencia que demanda un veredicto.  Se lee:

El profesor de Cambridge Markus Bockmuehl nota que los comentarios de Tácito nos brindan el testimonio del principal historiador Romano de su tiempo, "confirmación independiente de que Jesús vivió y fue formalmente ejecutado en Judea durante el reinado de Tiberio y durante el puesto de Poncio Pilato como procurador (técnicamente todavía un prefecto, d.C. 26-36). Puedeque no parezca mucho, pero en realidad es sorprendentemente útilpara descartar dos teorías diferentes que a veces están avanzadas: primero, que Jesús de Nazaret nunca existió, y, en segundo lugar, que no murió por la pena de muerte Romana debidamente administrada”. [fin de la cita]                   

De nuevo, Tácito, que también fue el gobernador de Asia, escribió lo siguiente en su cuento histórico titulado The Annals of Imperial Rome (Los anales del imperio romano):

Para suprimir, por lo tanto, el rumor común, Nerón procuraba que otros fueran acusados e infligía castigos exquisitos a aquellas personas que fueron aborrecidos por sus crímenes y que comúnmente fueron conocidos como cristianos. Tenían su denominación de Cristus (Cristo), quien el reinado de Tiberio fue puesto a la muerte como un criminal de parte del procurador Poncio Pilato. Esta superstición perniciosa, aunque suprimida por un tiempo, estalló de nuevo, y se desparramo, no solo sobre Judea, la fuente de este mal, sino que también llego a la cuidad (Roma). 

Lucas, el amado médico de la Biblia, habló de la persecución que los cristianos pasaron por las manos de los judíos. Hechos 18:12:

Y siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se levantaron de común acuerdo contra Pablo, y le llevaron al tribunal. 

Con respecto a la inquietud, el historiador romano secular Suetonio, que fue un oficial de la corte bajo Adriano, y analista de la Casa Imperial, declaró en su registro histórico, Life of Claudius (La vida de Claudio), lo siguiente:

Como los judíos estaban causando constantes disturbios por la instigación de Cristus (otro deletreo para Cristo), él (Claudio) los expulsó de Roma.

Este evento ocurrió en 49 d.C., aproximadamente 12 años después de la crucifixión del Señor Jesús.

De nuevo, Suetonio registró el incendio de Roma bajo Nerón en el año 64 d.C. y registró lo siguiente: "El castigo de parte de Nerón fue infligido a los cristianos, una clase de hombres entregados a una nueva y perjudicial superstición".

A medida que continuamos, descubrirás cual "perjudicial superstición" causó la muerte de los cristianos. Te sorprenderás. Escucha esta cuenta de Plinio Secundo, también conocido como Plinio el Joven. Fue escrito en el año 112 d.C. Estaba escribiendo al emperador de Bitinia en busca de consejo sobre cómo tratar a los cristianos. Explicó que había matado tanto a hombres como a mujeres, a niños y niñas- había tantos que había matado que se preguntaba si debería seguir matando a todos los que se descubrían ser cristianos, o si debería matar solamente a ciertos de ellos. Explicó que había hecho que los cristianos se hincaran ante las estatuas de Trajano. Continuó escribiendo que también los hizo maldecir a Cristo, lo que a un cristiano genuino no se le puede inducir que haga. Y en la misma carta, escribe sobre los cristianos que estaban siendo juzgados en las cortes:

Toda su culpa, o su error, era que tenían la costumbre de reunirse en un día determinado como a un dios y se comprometían a un juramento solemne: no cometer ningún acto perverso, nunca cometer fraude, robo, adulterio, nunca falsificar su palabra, ni negar una confianza cuando se les pide que la entreguen. 

Entonces, Plinio el más Joven escribió que en esos días los cristianos eran martirizados porque rechazaban hacer el mal

Uno de los primeros escritores gentiles en mencionar a Cristo es Thallus, quien escribió en el 52 d.C. Sin embargo, sus escrituras han desaparecido y solo las conocemos por los pasajes citados por otros escritores. Uno de esos autores es Julio Africano, un escritor cristiano que vivió alrededor del 221 d.C. Lo que tenía que decir es que Thallus, en el tercer libro de historias, explica de cierta Oscuridadcomo un eclipse de sol. Esto es irrazonable, por supuesto: un eclipse solar no podría ser en el momento de la luna llena y fue en el momento de la luna llena pascual cuando Cristo murió. A partir de esta referencia, vemos que el relato del Evangelio de la oscuridad que cayó sobre la tierra durante la crucifixión de Cristo era bien conocido y requería una explicación naturalista de la cual los no creyentes observaron. Entonces, Thallus lo estaba atribuyendo a un eclipse de sol. Pero no pudo haber sido un eclipse de sol ya que era la luna llena pascual. Ya vez, Jesucristo fue crucificado en la Pascua, la luna llena pascual.

Lucían, que era un satírico, habló desilusionadamente sobre Jesucristo y Sus seguidores en el segundo siglo. Él habla de Jesús de la siguiente manera:

... el hombre que fue crucificado en Palestina porque introdujo este nuevo culto en el mundo. … Adicionalmente, su primer legislador los persuadió de que todos son hermanos uno al otro, desde el momento en que se convierten, y niegan a los dioses de Grecia, y adoran al sabio crucificado, y viven según sus leyes.  

El famoso historiador judío Josefo, fue contratado por los romanos para registrar el gobierno de Roma y las acciones en Israel. Sus escrituras fueron registradas 30 a 40 años después de la crucifixión de Cristo. Un extracto sigue:

Entonces había en esta época Jesús, un hombre sabio, si es lícito llamarle un hombre, porque él era un hacedor de obras maravillosas, un maestro de tales hombres que reciben la verdad con placer. Él atrajo hacia él a muchos de los judíos y a muchos de los gentiles. Él era el Cristo, y cuando Pilato, por sugerencia de los hombres principales entre nosotros, lo había condenado a la cruz, aquellos que lo amaron al principio no lo abandonaron; porque se les apareció vivo de nuevo al tercer día; como los profetas divinos habían predicho estas y otras diez mil cosas maravillosas acerca de él. Y la tribu de cristianos, así llamados por él, no está extinta hasta este día.

Julián, el emperador romano, un antiguo enemigo de la Cruz de Cristo, escribió lo siguiente:

Jesús... ha sido celebrado ya por unos trescientos años; después de no haber hecho nada en su vida digno de fama, a menos que alguien piense que es una gran obra curar a personas cojas y ciegas y exorcizar demonios en los pueblos de Betsaida y Betania.

Entonces ves que Julián, el emperador romano, le atribuye a Cristo el poder de hacer milagros. Nuevamente de Josh McDowell:

En el Talmud de Babilonia leemos: "Se ha enseñado: En la víspera de la Pascua colgaron a Yeshu. Y un locutor salió delante de él durante cuarenta días (diciendo): ''Lo van a apedrear porque practicó la hechicería y sedujo y extravió a Israel. Cualquiera que sepa algo a su favor, que venga y ruegue en su favor. ''pero, al no haber hallado nada a su favor, lo colgaron en la víspera de la Pascua ". Otra versión de este texto dice: "Yeshu el Nazareno". "Yeshu" en griego se traduce al español como "Jesús" y la referencia a que él es un nazareno hace que el vínculo con Jesucristo sea aún más fuerte. Además, la palabra "colgado" es otra forma de referirse a la crucifixión. "El Talmud", escribe el erudito judío JosephKlausner, "habla de colgar en lugar de la crucifixión, ya que esta horrible forma romana de muerte solo era conocida por los eruditos judíos de los juicios romanos, y no del sistema legal judío. Incluso Pablo el apóstol expone este pasaje ‘Maldito de Dios todo aquel que es colgado’ según como se aplica a Jesús”.

Además, la referencia de que esta crucifixión ocurrió "en la víspera de la Pascua" concuerda con Juan 19:14.

Por tanto, este texto afirma claramente la historicidad de Jesús y su muerte. También afirma que las autoridades judías estuvieron involucradas en la sentencia, pero trata de justificar sus acciones. De manera indirecta, aun testifican de los milagros de Jesús, pero intenta explicarlos como obra de un hechicero o mago, una respuesta mencionada por los escritores de los Evangelios.
[Fin de la cita]

Este extracto final, tomado de los escritos de un hombre llamado Profesor Arnold, resume este mensaje de manera bastante clara. Durante 14 años fue el famoso maestro principal de Rugby, también autor de la famosa historia de Roma en tres volúmenes y nombrado presidente de la cátedra de historia moderna en Oxford. Él dice:

La evidencia de la vida, la muerte y la resurrección del Señor puede ser y, a menudo, ha demostrado ser satisfactoria. Es bueno, según las reglas comunes para distinguir buena evidencia de la mala. Miles y diez miles de personas lo han analizado pieza por pieza, tan cuidadosamente como cada juez que resume el caso más importante. Yo mismo lo he hecho muchas veces. No para persuadir a otros, sino para satisfacerme yo mismo. He sido utilizado por muchos años para estudiar las historias de otros tiempos y para examinar y pesar la evidencia de los que han escrito sobre ellas y no conozco ninguna información en la historia de la humanidad que está probada por una mejor y más completa evidencia de todo tipo a través de la comprensión de un investigador justo que la gran señal de que Dios nos ha dado que Cristo murió y resucitó de entre los muertos. 

Cuando se le preguntó a H. G. Wells, el famoso historiador, qué persona había dejado la huella más permanente en la historia, respondió: "Juzgando la grandeza de una persona según estándares históricos, con esta prueba, Jesús está primero".

DIOS DIJO, Mateo 1: 18-23:

18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando María su madre desposada con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo,
19 y José su marido, como era un hombre justo y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.
20 Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor le apareció en un sueño, diciendo: José hijo de David, no temas recibir a María tu esposa, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.
21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS; porque Él salvará a su pueblo de sus pecados.
22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fue dicho del Señor, por el profeta que dijo:
23 He aquí una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emmanuel, que interpretado es: Dios con nosotros.

EL HOMBRE DIJO: Jesucristo es ficción. Él nunca existió.

Ahora tú tienes EL REGISTRO.

 

Referencias:

Autorizada Santa Biblia Reina Valera Gomez 2010 

Jeffrey, G.R., Jesus, the Great Debate

Julius Africanus, Extant Writings 18, Ante-Nicene Fathers Vol 6

McDowell, J., The New Evidence That Demands a Verdict

Pliny the Younger, Epistles 10:96

Suetonius, Life of Claudius

Suetonius, Lives of the Caesars

Tacitus, Cornelius, The Annals XV, 44






Visitas: 526